Cómo cuido mis Le Loup?

NO los mojes.
NO los laves a máquina.
Mantenimiento con cepillos suaves o paños.

En el caso que derrames algún líquido, secalo inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No lo frotes.

Luego secalo con una toalla limpia y dejá secar el artículo al ambiente (no al sol) por que decolora el cuero.
Nunca seques el material con secadora, ya que el calor puede dañarlo y resecar el cuero.

Los cueros pueden presentar variaciones o irregularidades en su tonalidad y dibujos que hacen a la autenticidad del material utilizado. No existen dos cueros iguales ya que es un producto natural.
 

Cueros metalizados:

Son sensibles a la fricción.
Con el roce se puede desgastar su brillo y color original. Son sensibles a ralladuras.
Deben usarse con mucho cuidado ya que no se pueden proteger ni limpiar.

Charoles:

Mantener limpio con  paño.
Son sensibles a ralladuras.
Al ser una superficie brillante y pulida las arrugas naturales por el uso serán más visibles.

Gamuza:

Limpiar con cepillo de cerda semiblanda o lija extrafina 0.0
Limpiar con goma blanca de borrar.
Son sensibles al roce y desgaste.